Somos menos inteligentes de lo que pensamos

Si te gustó esta nota compartila en tus redes

 

Es así.  Esta 👇🏼 imagen te lo explica perfectamente. 

 

 

Cuando queremos algo y no lo tenemos, le asignamos un valor enorme. Pero una vez que lo tenemos, seguramente luego de pasados unos días, nos damos cuenta que no era tan relevante. 

 

Y ponemos la atención en otra cosa que queremos.

 

 Ahora, si por algún motivo llegamos a perderlo, nos parece que ese objeto, persona, trabajo, o lo que sea, era lo mejor del mundo. 

 

Por eso ya lo dicen los sabios. Para ser feliz, alcanza con valorar lo que uno tiene. 

 

Ahora, eso es fácil decirlo, y difícil aplicarlo. 

 

Por eso se han puesto tan de moda los diarios de gratitud 🙌🏼. 

 

Donde se recomienda a la mañana 🌞 y a la noche 🌒, registrar aquello por lo que estamos agradecidos.

 

Yo, entre otras cosas, estoy agradecida por tener una comunidad en la que tú estás, y que me da tanto feedback positivo con mensajes 📧 como “es justo lo que necesitaba leer”; “parece que me estuvieras hablando al oído”; “me encanta levantarme los domingos y encontrarme con tu mail”

 

¿Por qué no funcionan los diarios de gratitud?

 

Porque es imposible estar agradecido 🙏🏼 y enojado 😠 o ansioso 😧 al mismo tiempo.

 

Porque cuando pones foco en una cosa, las demás pasan a ser secundarias-

 

Pero pensando en esto, hace unos días tuve una epifanía. Y no es que me oponga a la práctica de gratitud. Estoy súper de acuerdo con ella. 

 

Pero creo que es mejor que adaptemos la práctica, incorporando las preguntas que necesita cada uno, según sus desafíos y su personalidad. 

 

Por ejemplo:

 

A mí me cuesta mucho disfrutar el presente, porque mis auto-exigencias me suelen generar bastante ansiedad. Entonces una pregunta adecuada para mi Journal es:

 

👉🏼 ¿Cómo voy a lograr hoy estar presente y no ansiosa por el futuro? 

 

O a la noche: 

 

👉🏼 ¿Qué tanto logré hoy estar presente y no ansiosa por el futuro? 

 

Otra cosa que me sucede, relacionada con la anterior  es que me cuesta celebrar mis logros porque siempre estoy pensando en lo próximo o siguiente hito que quiero lograr. 

 

Entonces una buena pregunta para mí es:

 

👉🏼 ¿Qué logro tuve hoy y cómo lo celebre?

 

O a la noche: 

 

👉🏼 ¿Dediqué tiempo en el día a reconocer y celebrar mis logros? 

 

Te invito a pensar las tuyas. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Raquel Oberlander

avatar
Consultora, autora, docente y keynote speaker de Marketing y Marketing Digital. Co-founder y CEO de HEP!C, Content Marketing. Autora Best Seller: “Marca Personal como Estrategia de Marketing” (2024), “Sin Contenidos no hay Marketing Digital” (2021) y de “El AVC del Marketing Digital” (2018). En el top #3 en Amazon como libros de negocios en español. 💪🏻📚 Empecé a trabajar en Marketing Digital cuando no había wi-fi, ni Redes Sociales. En 1999, creé Mundobebe.com, la primera comunidad para madres hispanoparlantes. Más de 20 años después condensé todo mi expertise en los modelos AVC y HEPIC para ayudar a empresas y emprendedores a subirse al tren de la transformación digital, y rentabilizar sus negocios, sin caerse en el intento. Podés escuchar mi Podcast #ModoMarketing en Spotify, Itunes y Google 🎤

Si te gustó esta nota compartila en tus redes

Built by Joaquín Mayer