Un tema muy personal

Si te gustó esta nota compartila en tus redes

 

Hace unos días hablaba con un empresario que decidió contratar los servicios de HEP!C (mi empresa de Content Marketing) para potenciar la marca personal de las personas clave de su organización. 

 

Me dijo con total convicción:  “si potencio a las personas, también estoy potenciando a mi empresa”.

 

Me voló la cabeza.

 

 

No porque no crea en ello, sino porque no había escuchado a nadie en esta zona del mundo expresarlo de forma tan contundente.

 

Más bien los empresarios “temen” que sus colaboradores se hagan más conocidos porque piensan que de esa forma querrán ser independientes o serán tentados por otras organizaciones que les ofrezcan sueldos más altos. (Spoiler alert: esto pasará de todas maneras, si no están felices o no sienten que trabajan con un propósito)

 

Pero quienes piensan así, se olvidan de que las personas no hacemos negocios con empresas🏭🏬. Hacemos negocios con personas👨‍👩‍👧‍👧. Compramos a la vendedora de la tienda física con la que establecemos una relación empática, confiamos en el consultor o personal trainer que creemos sabe del tema y que se preocupará por nosotros, e incluso compramos tecnología en una empresa donde sentimos que el fundador tiene nuestros mismos valores.

 

De hecho, vivimos en un mundo que está hambriento de confianza. Las investigaciones de empresas como Edelman, muestran que la confianza en las empresas, gobierno y medios de comunicación han caído en picada📉.  Y entonces, ¿en quién confía la gente? En otra gente. En los fundadores. En expertos técnicos. En Influencers. En sus amigos y vecinos🙆🏻‍♀️🙆🏻‍♂️.

 

Por lo tanto ¿Cómo puedes generar confianza en tu empresa cuando nadie quiere ver o confía en tus  anuncios? La respuesta es sencilla. Eleva la confianza en las personas que componen la empresa. 

 

Por eso hoy, el personal branding, también debe ser parte de la estrategia de marketing de las empresas. Ya sea la marca personal de los colaboradores, como del propio fundador. 

 

De hecho, hace pocas semanas se publicó “Founder Brand: Turn your story into your competitive advantage” donde Dave Gerhardt quien cuenta como basó la estrategia de la tecnológica Drift, en la marca personal de su fundador, David Cancel. 

 

Dave dice “si el objetivo del marketing es hacer las ventas más fáciles, y para eso se requiere diferenciarse, no hay nada que pueda diferenciarte tanto como la historia del fundador de la empresa”. Basarse en la historia del fundador es una manera increíble de crear confianza y autoridad ya que de hecho, el fundador suele saber mucho sobre el tema en cuestión.

 

Un fundador con una marca personal, es un superpoder para tu área de marketing.

 

 

¿Para qué más sirve el personal branding?

 

Claro que no es el único uso de la marca personal, sino que también es fundamental para profesionales independientes que quieran vender sus servicios (e incluso cobrar por ellos más que sus competidores) o para personas que quieran obtener mejores oportunidades laborales. (Y también cobrar mejor sueldo que otros en posiciones similares, gracias a la reputación que poseen).

 

Pero quise comenzar por el uso o función menos obvia, que es justamente, potenciar a las empresas, a través de las personas. 

 

Ahora, ¿Qué es Personal Branding? 

 

Me gusta definirla como la idea que otros tienen sobre tí, a partir de las experiencias acumuladas en relación a tu persona. Toda la vida las personas tuvieron una reputación, generada a través de las interacciones directas que mantenían con otras personas, y también a través de los chimentos que corrían en las ferias, bares y pueblos. La diferencia es que hoy, gracias a internet esa reputación puede generarse en personas que no nos conocen directamente ni con las cuales compartimos una misma zona geográfica. Esas experiencias ocurren en el mundo virtual📱💻, mayormente a través de las redes sociales, y cómo nos comportamos en ellas. Vale decir, lo que publicamos, comentamos y contenidos con los que interactuamos. 

 

Y por eso es tan importante el contenido que generes. Porque cada foto, video o texto que subas, estará creando una huella entre quienes lo vean o lean. Y cuantas más personas te conozcan, y te “re-conozcan” por algo, más cerca estarás de tus objetivos, sean cuales sean.

 

Entonces, ¿Quiénes necesitan construir su marca personal? 

 

Para mí, básicamente todos. A menos que vivas en una cueva. A menos que no te interese prosperar. 

 

👉🏻 Si sos parte de una organización, lograrás hacerla crecer a partir de la confianza que generes en el público.

👉🏻 Si trabajas en un área comercial, vas a lograr más ventas, a partir de la autoridad que construyas alrededor del tema o vertical en que te mueves. 

👉🏻 Si sos un profesional independiente, generarás más clientes a partir de las personas que te conozcan y confíen en lo que ofreces.

👉🏻 Si quieres obtener un mejor empleo, obtendrás más oportunidades a partir de lo que vean los reclutadores sobre tí, por ejemplo en Linkedin. De hecho tengo una amiga cercana, que quiso pasar del mundo del periodismo al del marketing de contenidos. Y pensó ¿qué puedo hacer para lograrlo? Y decidió empezar a publicar semanalmente contenido interesante sobre la temática en Linkedin. A los 8 meses, había conseguido un puesto de content manager en la empresa de sus sueños, nada más ni nada menos, que ¡en Londres!

👉🏻 Si están comenzando una startup y quieres captar inversiones.  

Y también, por último pero no menos importante, quienes quieran lograr que personas talentosas se quieran sumar a su organización. Los jóvenes cada vez más quieren trabajar en empresas donde sientan que hay líderes carismáticos de los que van a poder aprender. E incluso estarán dispuestos a sacrificar sueldo o retribuciones mayores, si sienten que ganarán en experiencia y mentoreo que los impulsará para sus planes futuros.  

 

 

Todo bien, pero…

 

Algunas personas consideran que la idea de marca personal es vana, y narcisista. Y que es todo lo que está mal en el mundo actual. Pero intentar ser reconocido y considerado una autoridad en un tema no tiene nada de malo. Se trata de amplificar tu mensaje y lo que representas. No se trata de ser alguien que no eres. No se trata de inventarte un personaje. No se trata de comunicar algo en lo que no crees. Sino de sacar brillo 💎 a lo que ya eres y ya sabes. Y de lo que seguirás aprendiendo cada día, porque hoy vivir en modo learning es la única forma posible de subsistir.

 

Querer ser alguien que no eres en la vida real tiene “patas cortas” y enseguida te llenarás de haters y detractores. Se trata de saber quién eres, qué valor puedes ofrecer a un grupo de personas, y ofrecerlo de manera genuina y consistente. 

 

Y de hecho, es el mejor paracaídas 🪂que puedes construirte para enfrentar épocas adversas. Tu marca personal es y será una ventaja permanente y sostenible. 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Raquel Oberlander

avatar
Consultora, autora, docente y keynote speaker de Marketing y Marketing Digital. Co-founder y CEO de HEP!C, Content Marketing. Autora de dos bestsellers: “Sin Contenidos no hay Marketing Digital” (2021) y de “El AVC del Marketing Digital” (2018) ambos top #3 en Amazon como libros de negocios en español. 💪🏻📚 Empecé a trabajar en Marketing Digital cuando no había wi-fi, ni Redes Sociales. En 1999, creé Mundobebe.com, la primera comunidad para madres hispanoparlantes. Más de 20 años después condensé todo mi expertise en los modelos AVC y HEPIC para ayudar a empresas y emprendedores a subirse al tren de la transformación digital, y rentabilizar sus negocios, sin caerse en el intento. Podés escuchar mi Podcast #ModoMarketing en Spotify, Itunes y Google 🎤

Si te gustó esta nota compartila en tus redes

Built by Joaquín Mayer